Diferencias entre SEO y SEM

Diferencias entre SEO y SEM

La sigla SEO significa Search Engine Optimization, u optimización de los motores de búsqueda. Este es un proceso orgánico, es decir que no es pago y es la diferencia fundamental. Se trata de la mejora de la visibilidad de nuestra web en los resultados de búsqueda de los buscadores, de forma tal que estén posicionados de la mejor forma posible. Para lograr una estrategia de SEO acorde a nuestras necesidades, debemos tener en cuenta muchas variables: las palabras claves, el diseño, el contenido –fundamental-, links, etc.

A continuación te detallamos algunos tips para mejorar dicha optimización:

Priorizar el contenido: es fundamental que el contenido sea original con información novedosa. es muy importante no solamente para "caerle bien" a los buscadores sino además para retener usuarios, que vuelvan por nuestro contenido y no unicamente por palabras claves que usemos.

Actualizar seguido: con crear una página web solamente no alcanza, la tenes que actualizar seguido para demostrarle a los buscadores que estas presente y activo.

Prestar atención a las palabras claves: en lo posible deberías usar dichas palabras claves en la URL, en el texto, y hasta en el título de la página.

Crear un código HTML accesible: esto es básico. Crear un buen sitio web para retener a nuestros usuarios por su facilidad, pero también para demostrar a las spiders (también llamado araña web) de los buscadores que nuestro trabajo es serio.Las arañas de los motores de búsqueda, recorren las páginas recopilando información sobre los contenidos de las páginas. Cuando se busca una información concreta en los buscadores, ellos consultan su base de datos y presentan resultados clasificados por su relevancia para esa búsqueda concreta.

Crear un mapa de contenidos del sitio: estos mapas son muy útiles para los usuarios pero, además mejoran nuestro ranking en los buscadores. Recordemos que un mapa de contenidos es el documento que especifica todos los contenidos que se quieren incluir en un sitio web, organizados y definidos con detalle.

Darle importancia a los usuarios: por serán ellos los que conviertan en popular a nuestro sitio. Y si entran por un buscador, es importante que se queden un buen rato. Tanto el diseño como la redacción de contenidos debe estar hecho a la medida de lo que nuestros usuarios se merecen.

Mantener una diversidad de fuentes de tráfico: no debemos quedarnos unicamente con Google u otros buscadores. Tratemos de incluir una comunidad con redes sociales, newsletters y suscripciones para alcanzar flujo de visitas constantes.

Por su parte la sigla SEM significa Search Engine Marketing, y aquí reside la diferencia fundamental: se refiere a la promoción de un sitio web en motores de búsqueda como Google, mediante el uso de métodos de pago como AdWords u otros medios, como la colocación de anuncios en sitios webs o blogs muy visitados. Estas estrategias y tácticas se plasman dentro de un plan de mercadotecnia en línea que incluyen la publicidad de pago por click, los anuncios en páginas web, los envíos de correo masivos, la utilización del Social Media Marketing o redes sociales y la mercadotecnia de bitácoras o blogs. Los principales buscadores ofrecen a las empresas la posibilidad de mostrar sus anuncios en los resultados de búsqueda.

Google AdWords y Bing Ads son las aplicaciones de SEM más extendidas. Google, por su parte, posiciona o muestra en las primeras tres posiciones del resultado de la búsqueda y en una columna ubicada en la parte derecha, a las empresas que se inscriben para utilizar el servicio de Google AdWords - PPC. El costo por click depende del mercado, de la competencia, y el costo máximo que el usuario está dispuesto a pagar, entre otros factores que AdWords analiza para generar este cobro.

Así podemos mejorar el posicionamiento de nuestras páginas a través del pago de publicidades. Y es aquí donde debemos conocer ciertos trucos a la hora de realizar dicha compra de manera inteligente. Esto significa saber qué palabras estamos comprando y para qué, y distribuir de forma correcta nuestro presupuesto. Saber cómo organizar el presupuesto, de acuerdo con los diferentes tipos de Ads, dónde poner los anuncios y en qué momento, es fundamental.