¿Qué es el engagement y para qué sirve?

¿Qué es el engagement y para qué sirve?

Desde que las redes sociales forman parte de la estrategia de marketing online de las empresas, el engagement ha sido uno de los objetivos principales.

¿Por qué?

Porque son ‘sitios’ donde las personas nos relacionamos, donde tienen lugar infinitas conversaciones (algunas sobre marcas y productos), y por lo tanto tiene sentido que las marcas las usen para contar su historia y tratar de relacionarse con su audiencia.

El problema es que el engagement digital se ha malinterpretado por parte de las empresas y se ha terminado entendiendo como un conjunto de clics y no como parte de una estrategia, como una relación con la audiencia que forma parte de un proceso de toma de decisión de compra, sobre el que queremos influir.

El engagement mal entendido nos lleva al fracaso.

En lugar de verlo de forma global, las empresas se han dedicado a engordar los números que representan al engagement en las redes sociales (likes, shares, etc.), sin importarles si estos realmente aportaban a la estrategia de la empresa (uno de los errores estratégicos más comunes en redes sociales).

Cuando ponemos en marcha una estrategia, sea en el canal online que sea, lo hacemos para cumplir un objetivo, para solucionar una carencia en la estrategia global de la empresa.

Lo mismo debe suceder en el caso de las redes sociales. Debemos valorar si las redes sociales son la mejor solución para ese problema, y en caso contrario, buscar otras opciones (este es uno de los principales problemas de las empresas, plantean objetivos para sus estrategias en social media, para los que estas no son tan efectivas).

Para realizar esta valoración de la forma correcta, podemos usar este gráfico del purchase funnel que combina el estudio de la toma de decisión de compra, con la combinación de medios más efectivos para cada etapa del proceso. Esto nos ayudará a ver si las redes sociales son la respuesta a los problemas de la empresa.